MISTERIOS DEL VALLE DE LA MUERTE – Parte 4 (última)

MISTERIOS DEL VALLE DE LA MUERTE

de Siberia – Tunguska

por Valery Uvarov

Las Micro-Esferas de la explosión de Tunguska

Diciembre 2004 a enero 2005

 Traducido por Birgitte Knaus

Parte 4 

Fig_1_Stereomicroscopic_images.jpg

Parte 4 es la última de la serie.

Informes de testigos de la destrucción de los meteoritos sobre Siberia en 1984 y 2002 por “Esferas terminadoras”, dan mayor credibilidad a las cuentas de las explosiones y las antiguas leyendas de Tunguska en 1908.

Las Micro-Esferas de la explosión de Tunguska

Indirectamente apuntando en la misma dirección es la composición química de las micro-esferas encontradas en la turba en el lugar de la catástrofe. Estos son inusuales para los meteoritos y son particularmente ricos en elementos alcalinos.

Razonando sobre el mecanismo por el cual los terminadores operan, podemos suponer que con su potente carga electromagnética que se supone que están adheridas a un meteorito en vuelo y alteran su trayectoria, para que pasara fuera de la atmósfera de la Tierra.

 Fig-5-Microspherules-recovered-from-soil-sample-at-the-Meishan-D-section-a-to-f-iron.png

Si la trayectoria del meteorito fue tal, como para hacerse imposible la desviación, los terminadores sólo destruyeron las astillas rocosas, literalmente derritiendo la sustancia meteórica, que posteriormente se endureció en pequeñas esferas.
Numerosas muestras de suelo tomadas a diferentes distancias del sitio de destrucción, han dado esferas de magnetita que contienen hasta 10% de níquel, lo que apoya la idea de que llegaron desde el espacio. Además de magnetita, también se han encontrado esferas de silicato. Su tamaño varía desde 5 hasta 400 micras. Las partículas de magnetita muestran una gran variedad de formas y de diferentes características de la superficie.

Además de las formaciones predominantemente esféricas, también se pueden encontrar partículas en forma de gota que fueron producidas por las salpicaduras de la sustancia meteórica fundido bajo la influencia de las colosales temperaturas producidas por las acciones de los terminadores. 

Algunas esferas tienen una superficie brillante, mientras que otros la tienen mate, arena gruesa y lisa, finamente porosa, que se debe en parte a la sustancia meteórica, vaporizándose cuando la materia era viscosa.

New research findings consistent with theory of impact event 12,900 years ago.jpg

A menudo, las esferas son huecas con una mirada de escoria como en el interior. A veces uno se encuentra con conglomerados de magnetita y esferas de silicato, lo que indica que se formaron al mismo tiempo y que apunta a la compleja composición del meteorito de Tunguska asociado a la génesis de estas esferas.
El trabajo llevado a cabo en 1961-1962 estableció que hay un cierto patrón de distribución de estas esferas en la superficie. La mayor concentración de ellas se encuentra en una franja de entre 50 y 60 kilómetros de ancho, que se extiende hacia el noroeste del epicentro de la explosión del meteorito y que puede ser rastreada a más de 250 kilómetros.
En la región del desastre, con una superficie con un radio de unos 130 kilómetros de su centro, en el lugar de Kulik, hay tres zonas identificables de turba enriquecida con micro – esferas. La primera, con una forma de hoz delgada, se curva alrededor del epicentro. La segunda, refleja el movimiento del bólido en la región de las zonas 4 y 5, al este y al noreste del sitio Kulik, en la parte alta al sur del río Chunia, y por lo tanto coincide con el inicio de la desintegración del meteorito.

La tercera zona, muy grande y amorfa, se encuentra precisamente en la región del cráter de Voronov. No es casualidad que las micro – esferas en esta área presenten ciertas peculiaridades de la estructura y formación, que los diferencian de las de las otras zonas, ya que la destrucción del meteorito tuvo lugar directamente en el suelo y así el material del suelo se mezcló con materia meteórica durante la vaporización.
El bólido fue completamente vaporizado por la explosión, y los productos de ese proceso se dispersan en forma de esferas muy finas sobre una superficie de 15,000 kilómetros cuadrados. Su masa combinada se estima en alrededor de 10 toneladas. 

Es por esta razón que todas las expediciones que visitaron la zona de la explosión no encontraron nada del propio meteorito, aparte de un polvo de silicato, de micro – esferas y magnetita que la onda expansiva propagó a través de toda la Tierra.
La epopeya de Olonjo y leyendas supervivientes, nos dicen que varias décadas después del vuelo épico de Niurgun Bootur, Kiun Erbiie (“el mensajero aéreo brillante “) se propagó, anunciando la aparición de UOT Usumu Tong Duurai.

Esto sugiere que la explosión de Tunguska fue identificada como Niurgun Bootur.   
 

La Explosión de 1984 en Chulym

 

doble-llave-Expertos-preparan-plan-en-caso-de-meteoritos-1200x520.jpg

Pasaron décadas, y luego el 26 de febrero 1984, un meteorito cruzó el cielo del oeste al este de Siberia, a una altura de alrededor de 100 kilómetros, siguiendo detalladamente la trayectoria del meteorito de Tunguska en 1908.

Screen Shot 2017-08-08 at 11.52.53.png

En ese momento, los pasajeros de un autobús observaron desde una sección elevada de la carretera Mirny muy al norte, una delgada “columna de fuego” extendiéndose desde el suelo hasta el cielo que luego comenzó a experimentar diversas metamorfosis geométricas. 

Light Pillars 1.jpg

El espectáculo duró varios minutos. Era de color rojo.  


Los pescadores de la zona del río Chona observaron, dos enormes y brillantes esferas elevándose en el aire desde las colinas al norte (la región del “Valle de la Muerte”) que, cogiendo velocidad poco a poco, se elevaban verticalmente hacia arriba y desaparecieron detrás de las nubes. Todo el evento se duró varios minutos, después de lo cual las nubes siguieron brillando por un rato. 

Entonces, sin llegar al suelo, el bólido estalló en una lluvia de chispas en la zona del río Chulym (un afluente derecho del Ob ‘).

Una expedición enviada a esa área no encontró, al igual que con el evento de Tunguska, trazas de material meteórico, aparte de magnetita y micro-esferas de silicato. 

Descubrieron árboles desarraigados a pequeña escala, ya que la explosión tuvo lugar a gran altura.
Según todas las apariencias, era Kiun Erbiie, el heraldo de la Uot Usumu Tong Duurai, y así, por el comienzo del nuevo milenio, los investigadores estaban en el fervor de la expectativa. 

El Meteorito de Vitim 2002

Si las leyendas antiguas han de ser creídas, la aparición de UOT Usumu Tong Duurai, siempre va acompañada de una terrible destrucción.

Expediciones a la zona de Valle de la Muerte prevista para el final del siglo 20 y el comienzo de este siglo, fueron propuestas varias veces, debido a las informaciones procedentes de Siberia, de animales migrando lejos de su destino. 

Los investigadores tomaron el éxodo de la fauna como una indicación directa, de que el complejo de planta de energía había entrado en otra fase activa.
Lo que los investigadores tanto esperaban y temían, debido al altamente desagradable vaticinio contenido en el Olonjo, tuvo lugar en septiembre de 2002. El primer reportaje del vuelo de un cuerpo espacial provino de los militares estadounidenses. 

Sobre la base de los datos recibidos desde un satélite militar, el Departamento de Defensa de Estados Unidos distribuyó información acerca de un gran meteorito cayendo en el área de Bodaibo en la región de Irkutsk de Rusia.  

El satélite registró la aparición de un objeto brillante a una altura de 62 kilómetros, situándose en un ángulo de 32 grados hacia el horizonte. La observación continuó hasta el punto en que se produjo una poderosa explosión a una altura de 30 kilómetros. 

Los cálculos preliminares pusieron el poder de la explosión en un equivalente de 200 toneladas de TNT.
Las primeras entrevistas con testigos de la explosión del meteorito Vitim, apuntaban a un paralelo con el evento de Tunguska, en términos de las fases de desarrollo. A pesar de que la noche del 24 a 25 de septiembre de 2002 estaba nublada, una capa de nubes bajas con 10% de lluvia, el borde inferior de las nubes siendo de 1,100 a 1,200 metros, no hubo dificultad en el establecimiento de la secuencia de eventos y detección de la similitud evidente con el evento de Tunguska.  
En este caso, todo siguió el modelo ya conocido y se inició con el éxodo de la fauna. Los cazadores interrogados informaron que los animales se retiraron del lugar poco antes de la explosión de Vitim.
Treinta minutos antes de la explosión, el complejo de energía comenzó a entrar en su fase más activa. 

¡Cabe señalar que uno de los testigos interrogados cuenta de que su perro se puso nervioso y empezó a gemir media hora antes de la explosión!  
 

La Columna de Energía, la generación del terminador y el

resplandor rojo

Unos minutos antes de la primera explosión, el complejo comenzó a descargar los “terminadores”. Estos fueron algunos testimonios;

Yevgeny Yarygin estaba de guardia en el centro de distribución eléctrica en el asentamiento de Muskovit:

…” Yo estaba de guardia en la sala de recepción, cuya ventana está orientada al sur. El cielo estaba nublado, lluvioso, y estaba lloviznando. Estábamos sentados y charlando. 

Un brillo apareció fuera de la ventana. Aparecieron sombras. La luz venía de la ventana. A través de las ventanas pudimos ver que un resplandor hemisférico brillante comenzó a subir por detrás de las colinas al sureste [en un rumbo de aproximadamente 160-170 grados; VU].

La luz era blanca, como la que se obtiene en una soldadura. La luz blanca que parecía elevarse hacia arriba y detrás de ella la luz empezó a cambiar a un color rojo y marrón [un pilar rojo fue visto por los pasajeros de un autobús antes de la explosión de Chulym, así como por los testigos de la explosión de Tunguska-VU]. Pequeños “rayos” eran visibles sobre el hemisferio ascendente. El resplandor se extendió por todo el cielo. 

La luz era uniforme y continua, no pudimos ver los objetos voladores. La bifurcación del rio Yermikhi, sobre la cuenca de donde se levantaba la luz, estaba bien iluminada. Entonces todo empezó a oscurecerse y se apagó. El resplandor duró unos 10 segundos.


Salí al rellano exterior, fui a la valla y abrí la puerta. En ese entonces habían transcurrido unos 30 segundos después de la desaparición de la luz. Hubo un sonido penetrante, una explosión, un estallido muy fuerte. Esto causó que nuestros oídos comenzaran a zumbar e incluso nos hizo temblar las rodillas. Dentro del edificio, el yeso comenzó a caer de las paredes. Todo se movía y temblaba. No hubo una sola explosión.

Eso fue a los siete minutos para las dos. Pero un ruido lejano había aparecido incluso antes del comienzo de la luz, algo así como el rugido de un avión [testigos de la explosión de Tunguska compararon este ruido con un proyectil de tres pulgadas en vuelo-VU]. El sonido provenía del mismo cuadrante que el resplandor, pero la explosión vino desde el lado opuesto, hacia donde se dirigía la luz. 

Escuché que alguien estaba sentado en un sillón en el hogar y la silla se movió debajo de ellos “…

Victor Vedeshin, interrogado por teléfono el 22 de octubre de 2002, dijo:

…” Yo estaba de guardia esa noche en la estación de barco. De pronto comenzó a soplar un viento fuerte y al mismo tiempo un fuerte resplandor apareció en el cielo.  

Era blanco, con un tono verdoso a él, brillante como una chispa de soldadura o un rayo, por lo que dolían los ojos al mirarlo. En ese momento apareció una brillante esfera voladora. Voló más allá del horizonte en dirección de Maximikhi” …

Vitaly Valiuk, que trabajaba en el ayuntamiento de Bodaibo, señaló:

“Ocho minutos para las dos de la mañana. Densos cúmulos de nubes en el cielo. 

Yo estaba de pie y fumando. De repente hubo un destello. Pensé que era un rayo. Pero el resplandor creció como si alguien hubiera encendido una bombilla tras otra. Llegó a ser tan brillante como el día. Algunos objetan volaron desde el suroeste hacia el noreste …

No podría decir si era una esfera o no. Tenía un resplandor de color turquesa alrededor. Fue tal vez el tamaño del disco lunar. Y tenía una cola detrás de él – rojiza como las chispas de una hoguera. El ángulo de caída era de unos 60 grados. La velocidad del objeto era muy alta. 

Mientras todo pasó volando, tuve tiempo para terminar mi cigarrillo y 30 segundos más tarde se oyó un estruendo, como una explosión lejana”

Marina Kovalev reportó:

“Eran las dos menos cinco. La luz era fuerte. Esa luz duró unos segundos, luego todo se volvió color rosa, luego se puso más y más oscuro y más oscuro, convirtiéndose en una luz rojiza. Entonces se oyó un estruendo. 

Tenía la impresión de, bueno, no sé, como algo se movía por debajo de la tierra, no está claro, pero un sonido monótono [un estruendo subterráneo del complejo de trabajo también fue señalado por los testigos de la explosión de Tunguska, que se compara con el ruido de las ruedas del tren- VU]. 

Y después de ese retumbo de los cristales, temblaban las ventanas” …

El resplandor fue visible en los asentamientos de Kropotkin y Mama, ubicados alrededor de 140 kilómetros a cada lado del lugar del accidente del presunto bólido.

Uno de los testigos declaró:

“De repente mi perro sin aparente razón, empezó a gemir. De repente oímos un ruido, y un extraño zumbido. Dos o tres segundos después hubo un destello al principio de color blanco, luego azul y luego rojo y blanco de nuevo. Y luego, unos tres minutos más tarde, se produjo una terrible explosión. Toda la cerámica se cayó de la mesa” …

Un poco más de tres minutos antes de la explosión, el primer “terminador” fue entregado a una posición de espera de un reconocimiento definitivo antes de atacar.

El objeto detectado por el satélite militar estadounidense no fue un meteorito o un bólido. Sus instrumentos registraron el vuelo del primer terminador al zambullirse para interceptar el meteorito de Vitim, que recibe su nombre del lugar sobre el que explotó. 

Un destello cegador iluminó la taiga durante unos instantes con una luz brillante, como la luz del día, después de lo cual se produjo una explosión de tal fuerza que la onda expansiva, viniendo de una altura de 32 kilómetros dejó todas las viviendas a decenas de kilómetros a la redonda sin cristales en las ventanas.
Los investigadores que hicieron su camino hacia el lugar de la explosión, indicaron que el satélite de Estados Unidos vio pinos en el camino con sus copas y ramas arrancadas. Sin embargo, cuando los instrumentos indicaron que habían llegado a su destino, no pudieron encontrar un cráter de meteorito o algo remotamente parecido a uno.

No hubo desarraigo de árboles a gran escala en el lugar, debido a que la primera explosión tuvo lugar mucho más arriba que en Tunguska, desviando exitosamente el meteorito lejos de los asentamientos habitados.

Sin embargo, se observó un importante desarraigo de árboles, sobre todo en la parte superior de los cerros, por los cazadores Dmitry Sasun y Piotr Fiodorchuk al sureste del lugar, visitado por los investigadores.  
 

Los Terminadores en vuelo

Al igual que con el evento Tunguska, al mismo tiempo que la primera explosión, otras esferas volaban hacia el lugar desde diferentes lados. Hay un montón de testigos de esto.

Por ejemplo, Sergei Khamidulin señaló:

En la noche del 24 de septiembre yo estaba pescando por las Islas Kuduminskye [5-6 km más abajo de Mama en el río Vitim].

El cielo se nubló por completo y llovía. Estaba pescando junto con mi esposa. De repente todo se volvió completamente luminoso, tan brillante como el día. Luego salió un objeto de las nubes.

Parecía estar volando bajo. Emitía como una luz de soldadura, pero se podía mirarla sin lastimar los ojos. Las dimensiones angulares del disco eran más pequeñas que la luna llena. La esfera se desmoronaba (esparciendo chispas). Durante el vuelo se podía oír un sonido (había algún tipo de “crujido”).

No venía hacia mí, pero pasó cerca (al sur). El objeto voló sobre Vitim y desapareció detrás de una montaña al noreste (el “punto de partida” era 30-40 grados). La luz desapareció después de que el objeto se escondió detrás de las montañas. 

Un minuto o un minuto y medio más tarde hubo un estrépito, como un trueno que sonó dos veces. No hubo onda expansiva ni temblor”.

Este testimonio dibujó la esfera voladora con un lápiz. 
Valentina Leontyeva trabaja como guardia de la empresa de extracción de oro en Lenzoloto y estaba de guardia esa noche. Señaló:

…” A las dos de la tarde cayó algo. Un cuerpo de forma redonda se precipitó a través del cielo. La cola se extendía detrás de él. Yo pensé: “¿Es una estrella?”, pero era demasiado grande. 

Después de 10 segundos se produjo una explosión, y luego una segunda. La puerta de mi oficina, incluso se abrió”..

El caso Vitim proporcionó mucha evidencia de la naturaleza electromagnética de las esferas de terminación y su poderoso efecto sobre el medio ambiente.
En el pueblo de Mama, en el área de la trayectoria de vuelo, se produjo un corte de energía durante la noche. ¡En el momento que aparecieron los “terminadores”, las bombillas de repente se encendieron (débilmente, a la mitad de su fuerza)! 

La explicación con la que aparecieron los físicos especializados es que,

“El vuelo causó una potente perturbación en el campo magnético de la Tierra, y el cambio en él condujo a la aparición de corriente en un circuito cerrado”.

Además, la descarga coronal conocida como el fuego de San Elmo – pequeñas bolas brillantes – aparecieron en objetos puntiagudos. Este fenómeno también se asocia con cambios en el campo eléctrico, pero esta vez en la atmósfera.
Georgy Kaurtsev, en el personal del aeropuerto de Mama, reportó:

…Esa noche no había electricidad. El asentamiento estaba sin electricidad. Me desperté y vi un destello de luz exterior. El candil se apagó y comenzó a brillar a media fuerza. Después de 15-20 segundos empezó un “retumbo en la tierra”…

Vera Semionova y Lidia Berezan, trabajadoras de seguridad en el aeropuerto, salieron a la cancha alrededor de 1:50 am y vieron las luces brillantes en los extremos de los postes de la cerca alrededor de la estación meteorológica. 

Las luces brillaron por un segundo o un segundo y medio. Mama estaba incidentalmente, todavía a decenas de kilómetros de la trayectoria de vuelo del ‘terminador’.
La esfera ‘terminador’ era una poderosa estructura electromagnética, que producía un zumbido como el crepitar de las líneas eléctricas de alta tensión. Muchos testigos recordaron que a medida que pasaba el bólido se oyó un “ruido” distintivo “hum” o “zumbido”.

El nivel de energía era tan alto que produjo un efecto electrofónico (generando un ruido audible en vuelo) y dejó un rastro de arco iris del que saltaron chispas.  
 

Destrucción del Meteorito

Después del primer golpe, que desvió el curso del meteorito lejos de lugares habitados, las otras esferas “terminadoras” entraron y empezaron a destruir metódicamente los restos del intruso del espacio. 

Es por eso que hubo explosiones de varias colisiones.
Olga Ponomareva, una operadora en la central telefónica, señaló:

…” Yo estaba de guardia. Me acababa de acostarme. Primero oía un retumbo, todas las ventanas temblaban. Pensé que alguien estaba tratando de entrar a la centralita. Yo respondí: “¿Sí?” No hubo respuesta. “¿Quién está ahí?” pregunté. Entonces apareció la luz, brillante como el día. Vino y se fue. Y las ventanas seguían traqueteando. Pensé que era un terremoto, pero entonces ¿por qué había luz? Cuando comenzó el ruido eran cinco para las dos. 

El resplandor duró unos segundos, pero el ruido pareció prolongarse durante otros cinco minutos. Salí afuera, para ver quién estaba llamando. Y seguía el traqueteo. Hubo un rugido como un avión a reacción en vuelo.


Primero el rugido, luego la explosión. Eso significa que hubo un rugido, luego un resplandor (mientras continuaba el ruido), y luego la explosión (como en Sasovo)”.

 

Yevgeny Chechikov reportó:

“Estábamos pasando la noche en el río… Cuando apareció la luz, era tan temible que nos dejamos caer al suelo. Luego, cuando el resplandor se detuvo, escuchamos los sonidos de una explosión. Escuchamos una explosión y luego otras dos más pequeñas, silenciosas, casi sin ningún intervalo” …

Sergei Chernyshev:

“Eran las dos o las tres de la mañana. Yo no estaba durmiendo, sólo estaba tirado allí. El flash duró unos tres segundos –  una luz blanca tan brillante que no podía ver. Salí corriendo y estaba oscuro. Pasó aproximadamente un minuto. [Más tarde dijeron que habían transcurrido 8.10 segundos entre el relámpago y el estruendo.] 

 Desde la distancia, detrás de las montañas, llegó un triple eco. Las paredes de la casa crujieron. El sonido provenía de la dirección de Vitimsky. Hubo tres explosiones” …

 

Alexander Sergy, jefe de la administración del asentamiento de Vitimsky, dijo, cuando fue cuestionado el 26 de octubre 2002:

“La gente vio una esfera con una cola. Las dimensiones angulares de la esfera eran “menores que la Luna”. Hubo un ruido que se incrementó – silencioso al principio, luego más y más fuerte, llegando incluso a ser aterrador. Después de producirse el flash hubo una explosión, 15 a 20 segundos más tarde, tal vez treinta. La explosión fue muy potente.

La gente pensaba que se trataba de algún tipo de desastre, a pesar de que están acostumbrados a las explosiones. Si la explosión estaba a una altura de 10 kilómetros, entonces, fue de varias toneladas (cuatro a cinco) como mínimo, tal vez muchas veces más. 

Es difícil juzgar el equivalente [TNT] con una explosión aérea. No hubo una sola explosión, sino entre una y seis (como alguien golpeando los radiadores) – a través del aire y el suelo…

De pronto hubo un temblor en estacato de la tierra, entre dos y seis choques decrecientes” ..

En cuanto a la potencia de la explosión, las evaluaciones preliminares lo estimaron entre tres y cuatro kilo-toneladas.

Personas locales que trabajan en las explotaciones mineras, donde se utiliza la pólvora, declararon que la explosión fue de una fuerza sin precedentes. La explosión se pudo sentir en un radio de no menos de 30 a 50 kilómetros del epicentro. Voló las copas de los árboles. 

La onda expansiva dejó todas las viviendas a decenas de kilómetros a la redonda sin cristales en las ventanas.

 

ESCANEANDO LA SUPERFICIE DE LA TIERRA DESPUÉS DE LA DESTRUCCIÓN DEL METEORITO

 

Al igual que con Tunguska y Chulym, todas las expediciones que se dirigían a la región de Vitim, no encontraron nada excepto esferas de magnetita y silicato resultantes de la destrucción de un meteorito que probablemente transportaba microorganismos peligrosos.
Muchos testigos vieron que, tras el vuelo del bólido de Vitim, dos grandes puntos radiantes se movieron a lo largo del mismo curso que el meteorito. Durante dos días estas “pequeñas estrellas” iluminaron la taiga de noche, como si estuvieran buscando algo. Lo mismo fue reportado por testigos del incidente de Tunguska.


Mucha gente dijo que después del vuelo del bólido, durante varios días vieron un resplandor en el cielo, que fue el resultado de la poderosa influencia de las esferas de terminación.

 

Perturbaciones del campo geomagnético

Cabe señalar que las explosiones atómicas en la altura cambian la conductividad de la ionosfera. Esto conduce inevitablemente a una perturbación en el campo magnético de la Tierra, llamado el efecto geomagnético.
El efecto geomagnético del evento de Tunguska fue descubierto en 1959 por cuatro investigadores de Tomsk:

  • F. Plejánov
  • F. Kovalevsky
  • K. Zhuravlev
  • V. Vasilyev

En antiguos magneto-gramas datando del 30 de junio de 1908, se encontraron restos de un trastorno poco común en el campo geomagnético.
Esto hace que sea posible sugerir que la destrucción del meteorito causó una perturbación inusual en el campo geomagnético, similar a una tormenta magnética con un inicio repentino, pero de inusualmente corta duración.  
Uno de los médicos más ancianos de la Región Autónoma de Evenk, Dr. A.N. Deskov, recordó que había rumores de algunas aflicciones, que circularon entre los Evenk, después del evento de Tunguska. 

A pesar de la incertidumbre de la situación, N.V. Vasilyev, sin embargo, observó que “en condiciones de total ausencia de médicos o, de hecho, de cualquier tratamiento médico, casos aislados de enfermedad por radiación pueden haber pasado completamente desapercibidos”.
Es precisamente por eso que aquellos que, hace miles de años, diseñaron y construyeron la instalación en el Valle de la Muerte utilizan un primer golpe a gran altura para cambiar las consecuencias de las explosiones lejos de las zonas pobladas para que las personas no sufran. 

¿Quién construyó la instalación en la Yakutia en el Valle de la Muerte, y por qué?

Por Valery Uvarov

  Vídeo: 

 

 

 

 39581b51-1528-43c5-939c-b254678539b7.jpg

Libro de Valery Uvarov en inglés

Fuente: 

Facilitado por Valery Uvarov y traducido por 

Birgitte Knaus para – www.piramidesdebosnia.com

Documento de Valery Uvarov en inglés:

Valley of Death 2- English translation 2.pdf de Valery Uvarov

También se puede leer en:

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/esp_ciencia_tunguska26.htm

 

Lectura:

http://maresestelares.blogspot.com.es/2016/02/tunguska-event-rising-up-to-cosmic.html 

Bibliografía

 

  1. Astronomische Nachrichten, 1908, Bd. 178, N 4262, p. 239 

  2. V. Vasilyev, A.F. Kovalevsky. S.A. Razin, L.Ye. Epiktetova, The Testimony of Witnesses to the Tunguska Fall (in Russian), Tomsky, 1981

  3. Felix Zigel, The Tunguska Wonder – A Documentary History of an Unfinished Investigation, Moscow (in Russian), 1975 

  4. Vladimir Rubtsov, The Unknown Tunguska (in Russian) 

  5. F. Cherniayev, Stones Fall into the Sky – from Tunguska Explosion to the Sosovo Explosion (in Russian), Moscow, 1992

  6. Materials from the researches of Alexander Gutenev and Yury Mikhailovsky (Mirny, Yakutia, Russia 

  7. Yu. Olkhovatov, B.U. Rodionov, The Tunguska Glow (in Russian), Moscow, 1999 

  8. I. Koval, “On the track of the ‘Tunguska Wonder’” (in Russian), Zemlia i Vselennaya, No 5, 1989 

  9. F. Plekhanov, A.F. Kovalevsky, V.K. Zhuravlev, N.V. Vasilyev, article (in Russian) in Izvestiya vysshikh uchebnykh zavedenii. Fizika, 1960, No 2, pp. 236f

 

  1. G. Ivanov, Meteoritics (in Russian), Moscow, 1961, Issue 21, pp. 46–48 

  2. G. Ivanov, Geomagnetism and Astronomy (in Russian), 1961, Vol. 1, No 4, p. 616 

  3. F. Plekhanov, A.F. Kovalevsky, V.K. Zhuravlev, N.V. Vasilyev, article (in Russian) in Geologiya i geofizika, 1961, No 6, pp. 94–96

  4. F. Kovalevsky, The Problem of the Tunguska Meteorite (in Russian) [Works of the USSR Geographical Society, Vol. 5], Tomsk, 1963, pp. 187–194
  5. G. Ivanov, Meteoritics (in Russian), Moscow, 1964, Issue 24, pp. 141–194 

  6. V. Zolotov, Reports of the USSR Academy of Sciences (in Russian), Vol. 140, No 1, 1961, pp. 103–106 

  7. V. Zolotov, The Problem of the Tunguska Disaster of 1908 (in Russian), Minsk, 1969, pp. 155–191 

  8. K. Zhuravlev, D,V, Demin, L.N. Demina, The Problem of the Tunguska Meteorite (in Russian), 2nd edition, Tomsk, 1967


  9. N. Dmitriyev, V.K. Zhuravlev, The Tunguska Phenomenon – a type of Sun-Earth interaction (in Russian), Novosibirsk, 1984
  10. T. Onufriyev, article (in Russian) in Zhurnal prikladnoi mekhaniki i tekhnicheskoi fiziki, 1967, No 2, pp. 3–15 


 

  1. P. Pasechnik, Space Matter on the Earth (in Russian), Novosibirsk, 1976, pp. 24–54 

  2. P. Pasechnik, Space Matter and the Earth (in Russian), Novosibirsk, 1986, pp. 62–69 

  3. K. Zhuravlev, The Problem of the Tunguska Meteorite (in Russian) [Works of the USSR Geographical Society, Vol. 5], Tomsk, 1963, pp. 195–197
  4. V. Vasilyev et al., Shining Nocturnal Clouds and Optical Anomalies Connected to the Fall of the Tunguska Meteorite (in Russian), Moscow, 1965, pp. 62–64
  5. M. Ildis, Z.V. Kariagina, Meteoritics (in Russian), Moscow, 1961, Issue 21, pp. 32–43 

  6. K. Zhuravlev, A.N. Dmitriyev, Meteorite Researches in Siberia (in Russian), Novosibirsk, 1984, pp. 128–141 

  7. A. Mukharev, article (in Russian) in Radiotekhnika i Elektronika, 1985, Vol. 30, No 6, pp. 1151–1158 

  8. P. Chikov, Space Matter and the Earth (in Russian), Novosibirsk, 1986, pp. 215–217 

  9. N. Dmitriyev, Current Issues in Meteoritics in Siberia (in Russian), Novosibirsk, 1988, pp. 105–113 

  10. V. Vasilyev, N.P. Fast, The Physics of Mesospheric (Silvery) Clouds (in Russian), Riga, 1970, pp. 95–101. 


 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

WEB INTERNACIONAL

¡ÚNETE AL VOLUNTARIADO Y FORMA PARTE DE ESTE GRAN DESCUBRIMIENTO! PULSA ENCIMA DE LA HORMIGA

¡LLEVANOS EN TU MOVIL!

A %d blogueros les gusta esto: